Los mil y un "comida rápida" de Berlín

Anonim

Tiempo de lectura 3 minutos

Para empezar esta vuelta al mundo paramos en América . México está en Wiener Strasse 15 de Kreuzberg gracias a los tacos y quesadillas de Chaparro, donde se atreven incluso a un vendedor de horchata. Pero la nueva estrella del fast food berlinés son los burritos . En Neukölln, Burrito Baby (Plfügerstrasse 11) los ofrece solo vegetarianos y es muy popular su crema de anacardos. La opción más "gourmet", por así decirlo, es la del estilo californiano de Dolores, en Rosa-luxemburg-strasse 7 (barrio de Mitte). Acaban de estrenar local en Wittenbergplatz del barrio de Charlottenburg.

Tacos al pastor

Tacos al pastor © Chaparro

Burrito Baby

Taco especial © Burrito Baby

Un encantador matrimonio libanés lleva el Rey de Falafel (Graefestrasse 9), un lugar que hace honor conocido número situado en una calle cercana en Hermannplatz. A pesar del reducido tamaño del local sorprende la variedad y calidad de una carta que, por supuesto, es ' vegan friendly' . Las sopas, salsas y el humus son para recordar.
Por muy internacional que se haya convertido, pizza es cosa de italianos . Las tres trattorias donde encontrar la mejor y más barata oferta compartida dueño y aseguran ruidoso y caótico ambiente propio del país transalpino en toda la ciudad: Il Casolare (Grimmstrasse 30 en Kreuzberg), Il Ritrovo (Gabriel-Max-Strasse 2) e I Due Forni (Schoenhauser Allee 12, en Prenzlauerberg).
Las baguettes con carne picada ( köfte ) de Gel Gör Inegöl Köfteci están disponibles las 24 horas . Su carrera socialmente especializada rompe con la hegemonía del kebab en el número 80 de la Kottbusser Damm de Neukölln . Si nos atrevemos a incluir el sushi en la categoría de comida rápida, el de Musashi, en el número 102 de la misma calle, compite en solitario en el reino de la gastronomía turca . Tiene una muy buena relación calidad precio y lo ideal es pedirlo para llevar, porque repite el modelo de diminuto local siempre abarrotado de los locales japoneses.

Curry 36

Contundencia al curry © Curry 36

Pero el clásico de la ciudad son los imbiss, kioscos con comida de fácil elaboración cuyo nombre hace referencia a la palabra "mordisco" . Una misma calle cuenta con dos de los más populares. Las generosas porciones de currywurst del Curry 36 (Mehringdamm 36) intentan dejar satisfechos a los cientos de visitantes que tienen un diario s'acercan al lugar, omnipresente en todas las guías de viajes. Lleva más de 30 años siendo referencia del que es uno de los platos más típicos de Berlín porque ofrece la mejor versión de una receta que no es específicamente alta cocina: salchicha alemana cocida o parrilla, ketchup y curry en polvo.

Curry 36

Curry 36 © Flickr / Gilly Berlín

En días de buen tiempo, la cola para comprar un Kebab de Mustafas (Mehringdamm 32) llega hasta el puesto de Curry 36. Su secreto es agregarle patatas fritas, pimientos y berenjenas asadas a la carne (de pollo) y la ensalada. Sabe muy bien y no es especialmente grasiento. La espera mínima en fila india suele ser de unos diez minutos, aunque llueva, hiele o truene. Y es que es además uno de los kebabs más baratos de una ciudad con los precios por los suelos (aunque cada vez nota menos).

Mustafa alt=

El berbé berlinés © Mustafa