Anonim

Tiempo de lectura 2 minutos

El edificio más representativo de la Biblioteca Real de Copenhague - la más grande de los países escandinavos, repartida en varias sedes y universidades, el llamado popularmente Black Diamond, es un edificio cuya fachada negra azabache, del negro profundo y brillante del granito pulido, refleja las ondulaciones del agua y el cielo variadas encapotado de la ciudad.

En medida que te acercas al edificio, situado en la orilla del Canal de Christianshavn, sus líneas trapezoidales se hacen menos evidentes y cree enfrente frente al mausoleo de proporciones descomunales que flota sobre el aire, una sensación sugerida gracias al zócalo de vidrio transparente sobre y que sustentan los cubos.

El diamante negro de Copenhague

Interior teka del Black Diamond © Corbis

Sin embargo, en el interior cambia radicalmente: la luz invade el espacio a través de un atrio acristalado que se abre hacia el mar y el cielo, con una vista espectacular. Este vestíbulo, que marca el contrapunto entre exterior e interior, divide el edificio en dos cuerpos y confiere su peculiar forma de diamante . Es, a su vez, la entrada a la biblioteca, y de él parten los sinuosos pasillos por los que acceden a las salas de lectura y demás servicios.

Este anexo moderno a la antigua biblioteca de ladrillo fue inaugurado en septiembre de 1999, y los autores del proyecto fueron los arquitectos Schmidt, Hammer & Lassen, quienes recibieron una nominación para el importante premio de arquitectura Mies Van del Rohe .

Black Diamond, que ha convertido en muy exitoso centro cultural, cuenta con salas de lectura, centros dedicados a la música, mapas o teatro, un auditorio con capacidad para 600 espectadores, el Museo Nacional de Fotografía, librería, restaurante-cafetería y Una gran terraza en la cubierta.

El fondo documental está compuesto por unos 250, 000 volúmenes, 8, 000 microfilms y más de 4, 000 títulos de publicaciones periódicas, en su mayoría extranjeros. Aquí en encontrar, por ejemplo, manuscritos de Andersen, Kierkeggard o Karen Blixen . Una aventura, la biblioteca real, que comenzó el rey Federico III en 1653 y que continúa hoy con renovado vigor.

El diamante negro de Copenhague

El Black Diamond es obra del estudio de arquitectura Schmidt, Hammer & Lassen © Corbis